miércoles, 27 de octubre de 2010

Declaracion de Quito, los jovenes frente al Cambio Climatico

Compartimos con Uds el documento de los jovenes Ecuatorianos acerca del Cambio Climatico, esto para su evaluacion:



DECLARACIÓN DE QUITO
JÓVENES FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO1




En la ciudad de Quito, el viernes 22 de octubre de 2010, las y los jóvenes participantes del Foro de Jóvenes frente al Cambio Climático “Grandes Mentes, Grandes Acciones”, que incluyen a 120 hombres y mujeres de entre 15 y 29 años de diferentes provincias del Ecuador,

RECONOCIENDO QUE:

Los efectos del cambio climático son inciertos, y lo cierto es la naturaleza, como modelo de armonía, equilibrio, aprendizaje y renovación constante que complementa la vida del ser humano;
Afrontar el cambio climático es un reto para la humanidad, en tanto que es responsable directo de este fenómeno y que su afectación a la biodiversidad y a la sociedad ecuatoriana es evidente;
El Ecuador es un país megadiverso, pluricultural y multiétnico, único en el mundo, y es uno de los 194 Estados Parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático;
El modelo de desarrollo actual se basa en hábitos que nos conducen a patrones insostenibles de consumo y producción;
Existen políticas contradictorias entre sí que fomentan por un lado la conservación, pero que simultáneamente promueven la explotación indiscriminada, el extractivismo y las plantaciones con fines industriales;
Los páramos, bosques, manglares y demás ecosistemas son como una madre y parte de nuestra identidad. Los bosques nos dan agua, nos dan vida, son la vida. Si se acaban ¿qué vamos a hacer?
Los pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianos y comunas somos dueños ancestrales de la mayoría de bosques y manglares y los conservamos;
Los bosques que quedan en algunas provincias ya no son de las comunidades sino de las grandes empresas;

1 El Foro de Jóvenes frente al Cambio Climático: “Grandes Mentes, Grandes Acciones” fue organizado por la Secretaría de Ambiente del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, Rainforest Foundation Noruega-CEPLAES, la Plataforma Climática Latinoamericana y la Fundación 180º. Tuvo lugar en la ciudad de Quito, el 21 y 22 de octubre de 2010.


Hemos callado frente a la tala y el tráfico ilegal de especies por necesidad, temor o indiferencia;
La huella ecológica de las ciudades se extiende hacia lo rural;
Las y los jóvenes somos el presente y el futuro, fuente de innovación, energía y acción;
Cada idea y cada acción, individual y colectiva, tiene un potencial efecto multiplicador;
La educación y participación ciudadana son los fundamentos de la acción;
Según el Art. 39 de la Constitución del Ecuador, el Estado garantiza la participación de la juventud como actor estratégico en el desarrollo del país;
Los Art. 56, 57, 71 al 74 de la Constitución del Ecuador garantizan el derecho a un ambiente sano y saludable, los derechos colectivos, así como el cumplimiento de los derechos de la naturaleza;
Un derecho que no se demanda, no se obtiene;
El Plan Nacional del Buen Vivir cuenta con políticas para ejecutar los principios de la Constitución;
Hemos heredado el problema del cambio climático y no huimos a nuestra responsabilidad como habitantes del Ecuador y el mundo;

EXIGIMOS AL ESTADO Y A LOS DIFERENTES ACTORES DE LA SOCIEDAD
Y LA COMUNIDAD INTERNACIONAL QUE:

Se respete la vida en todas sus formas de expresión;
Se establezcan procesos e implementen acciones que consideren al Ecuador y a la ciudad como un organismo vivo y habitable, caracterizado por procesos cíclicos y no lineales;
Se establezcan medidas inmediatas para enfrentar los impactos del cambio climático en el Ecuador, priorizando a los grupos y ecosistemas más vulnerables;
El Estado garantice la asignación anual de un presupuesto específico para la implementación de actividades de lucha frente al cambio climático por parte de la sociedad civil;
Se consideren criterios de cambio climático en la planificación y ordenamiento territorial a nivel nacional y local;
El Estado garantice políticas coherentes que prioricen la conservación de los ecosistemas y la vida por sobre las políticas de corto plazo que dañan el ambiente y a las culturas;
Mediante la aplicación de los principios de la Constitución, el Ecuador se convierta en un modelo de implementación de los derechos de la naturaleza para las diferentes naciones de la comunidad internacional;
El Ecuador cumpla con los compromisos adquiridos en los tratados ambientales internacionales y sea un participante activo, propositivo y coherente en las negociaciones internacionales de cambio climático;
El Estado brinde alternativas de trabajo y de producción respetuosas de los ecosistemas, y que garantice la preservación del ambiente con carácter obligatorio;
Se garantice la transparencia en los procesos, se frene la corrupción y se realicen los esfuerzos necesarios para garantizar la veeduría de los jóvenes de todo el país en la gestión ambiental, de cambio climático y bosques;
Se respeten y se garanticen los derechos individuales y colectivos establecidos en la Constitución de una manera integral, priorizando: la legalización de tierras y territorios; el consentimiento libre, previo e informado; el acceso a la tierra y la libertad de expresión;
Se garanticen cambios en las políticas de desarrollo para poder modificar nuestros hábitos de producción y consumo, de manera que consideren todo el ciclo de vida de los productos;
Se promuevan la movilización y la acción juvenil a través de la concienciación, el acceso oportuno a la información, la educación a los educadores, el uso de metodologías innovadoras, prácticas y atractivas, y la capacitación itinerante y permanente a los jóvenes de todo el país;
Todas las instituciones educativas incluyan al cambio climático como una temática transversal en su currículo y fomenten el desarrollo tecnológico y la investigación científica;
Se incluyan prácticas de responsabilidad ambiental y social en todas las entidades públicas y privadas con carácter obligatorio;
Se garantice la creación, implementación e institucionalización de espacios donde la opinión de las y los jóvenes se escuche y discuta, y se los considere como actores para la toma de decisiones y la implementación de políticas, programas y proyectos locales, nacionales e internacionales de cambio climático, gestión ambiental y bosques, incluyendo REDD+, desde las etapas de diseño y planificación hasta la evaluación;
Los proyectos de mitigación y adaptación del Plan de Acción de la Estrategia Quiteña al Cambio Climático, así como de otros planes de acción del país, prioricen: i) la eficiencia energética y fuentes de energía renovables y diversificadas; ii) la gestión integral de residuos sólidos; iii) la reforestación desde la educación, de la siembra al crecimiento; iv) la seguridad y soberanía alimentaria; v) la movilidad sustentable y alternativa, y el transporte público de calidad; vi) la gestión integral y eficiente del agua; vii) el consumo y producción responsable; vii) el ordenamiento territorial sustentable y adaptativo; viii) buenas prácticas ambientales en el sector agrícola, a nivel urbano y rural; y ix) la conservación de los ecosistemas.

NOS COMPROMETEMOS A:

Respetar la vida;
Crear la visión del futuro que queremos;
Generar una revolución juvenil frente al cambio climático, que permita mantener nuestros ecosistemas sanos y saludables, y a nuestro país como un campo de riquezas y diversidad;
Hacer y convertirnos en los cambios que queremos ver, siendo ejemplos de acción desde nuestros hogares y comunidades;
Ser agentes de cambio y reproductores de los conocimientos adquiridos en este y otros foros y espacios de aprendizaje con niños, jóvenes y adultos;
Tomar un rol activo en la generación, implementación, difusión y seguimiento de políticas y programas de cambio climático a nivel local, nacional e internacional, a través de iniciativas amigables con la naturaleza y que forjen una cultura ambiental;
Ejercer con responsabilidad nuestro derecho a participar en los procesos de toma de decisiones a nivel local, nacional e internacional;
Hacer veedurías juveniles en nuestras localidades, denunciar la corrupción, y expresar nuestras protestas creativamente;
Mantener un intercambio y diálogo constantes de experiencias, conocimientos y lecciones aprendidas entre los jóvenes rurales y urbanos, y con otros actores de la sociedad;
Potenciar las iniciativas positivas existentes a nivel local;
A fortalecer la plataforma de jóvenes que hoy se constituye, mediante el fomento de las redes sociales y una comunicación constante a fin de consolidarnos como ejes articuladores en la sociedad;

Difundir esta Declaración;

A entregar nuestra fuerza vital en el cumplimiento permanente y creativo de esta Declaración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario