domingo, 23 de mayo de 2010

Presidente de BP: el derrame de petróleo en el Golfo de México es relativamente pequeño




He aquí lo que opina Tony Hayward, presidente ejecutivo de BP, del derrame de petróleo provocado por el colapso de una plataforma de extracción de su compañía en el Golfo de México: el golfo en cuestión es “un gran océano” -no, señor Hayward, es un golfo- y la cantidad de petróleo derramado es relativamente pequeña.

En una entrevista concedida al diario inglés The Guardian, Hayward ha dicho, y citamos textualmente, que la cantidad de volumen de petróleo y dispersantes que BP está poniendo en el Golfo es pequeña en relación con el volumen total de agua que contiene esta cuenca marítima.

Para intensificar la sensación de ironía o tomadura de pelo, Hayward ha añadido que BP se hará cargo de arreglar el desastre pero que la pregunta es cuándo. Sugiere así lo que cualquiera podría suponer: la compañía no sabe cuándo podrá controlar el derrame (y que conste que controlar no es arreglar).

Recordemos que las autoridades estadounidenses han estimado que diariamente por el pozo submarino excavado por BP se están escapando cinco mil barriles. Sin embargo, científicos y medioambientalistas creen que la cantidad es mucho mayor y critican que BP se niegue a utilizar técnicas científicas que podrían dar una cifra más realista.

En cuanto a los dispersantes, también se ha señalado que no sólo pueden ser tóxicos sino que también pueden aumentar la toxicidad del petróleo en el proceso de dispersión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario