jueves, 17 de junio de 2010

Obama desde el salon oval

prometio mucho, veremos sus acciones


La petrolera británica BP Plc alcanzó el miércoles un acuerdo tentativo con el presidente Barack Obama para colocar unos 20.000 millones de dólares en un fondo especial para pagar indemnizaciones por el enorme derrame de crudo en el Golfo de México.

Una fuente confirmó a Reuters el acuerdo preliminar tras la reunión entre Obama y los máximos ejecutivos de BP, la primera desde que empezó la crisis que ya lleva 58 días.

Obama dijo a los estadounidenses en una mensaje televisado el martes que pediría a los ejecutivos de la petrolera durante la reunión que separe dinero en un fondo independientemente administrado para pagar los daños provocados por el derrame, aunque sin especificar el monto.

Las acciones de BP en Nueva York inicialmente subieron más de un 1 por ciento tras conocerse el acuerdo. En las operaciones matinales, los papeles cayeron un 5 por ciento.

Pero luego de que un funcionario estadounidense precisó que los 20.000 millones de dólares no es el monto tope que deberá pagar la compañía, los títulos de la petrolera volvieron a retroceder.

Aún se desconoce cómo haría BP para colocar el dinero en la cuenta custodia y cómo afectaría esto la entrega del dividendo trimestral de la compañía.

Algunos legisladores estadounidenses han pedido a la firma que suspenda el pago del dividendo para asegurar el suficiente dinero para pagar los daños.

En una reciente visita a la costa estadounidense del Golfo, Obama recogió las quejas de los residentes, que critican la lentitud y complejidad del proceso de reclamos y el poco monto con el que BP los está indemnizando.

Los ejecutivos de BP, incluyendo el presidente de directorio Carl-Henric Svanberg, el presidente ejecutivo, Tony Hayward, y el jefe de la firma en Estados Unidos, Lamar McKay, llegaron a la Casa Blanca antes de las 1400 GMT para reunirse con Obama.

El encuentro duró al menos un par de horas según un funcionario.

Kenneth Feinberg será quien administre la cuenta custodia de BP, según la fuente. Feinberg fue quien supervisó las compensaciones para los ejecutivos de firmas que recibieron ayuda durante la crisis financiera de fines del 2008.

Feinberg supervisó también el fondo de compensación de las víctimas del ataque del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

"RECLAMOS RAZONABLES"

Resaltando la preocupación británica por BP, el primer ministro de ese país, David Cameron, dijo que la firma deseaba asumir su responsabilidad, pero que no debería tener que pagar por reclamos poco relacionados con el derrame.

Cameron está bajo intensa presión en su país para defender a BP, que para muchos británicos está siendo maltratada por Estados Unidos en detrimento de los fondos de pensión y otros inversores que tienen participación en la petrolera.

"Si bien es importante que ellos paguen por reclamos razonables, y BP misma lo acepta, necesitan un nivel de certidumbre, y esa es la preocupación de BP, que no haya un desvío de los reclamos, muy lejos del derrame", dijo Cameron en la radio de la BBC.

El costo de asegurar el crédito de BP creció el martes luego de que Fitch Ratings degradara su nota en seis escalones debido a costos de corto plazo para compensar a las víctimas del derrame. El banco holandés ING dijo que esperaba que otras agencias hagan lo mismo.

BP está tratando de reconstruir su vapuleada imagen con los inversionistas preocupados por cuánto le terminará costando el derrame a la firma, que continúa luchando por contener la pérdida en el Golfo de México.

La firma ya empezó un segundo sistema de captura del crudo desde su pozo dañado en el lecho marino. El martes un equipo de científicos estadounidenses elevaron fuertemente sus estimados de la cantidad de crudo que está fugando y proyectan ahora que el flujo es de entre 35.000 a 60.000 barriles por día.

El nuevo sistema de contención pretende incrementar la capacidad de captura de crudo a 28.000 barriles diarios desde los actuales 15.000 barriles.

La firma además está perforando un pozo de alivio, que estaría listo en agosto y con el que se espera detener definitivamente el derrame.

No hay comentarios:

Publicar un comentario